Científicos descubren el material más fuerte de todo el universo conocido.

Científicos descubren el material más fuerte de todo el universo conocido.

Se trata de un material que es hasta 10,000 millones de millones de veces más rígido que el acero.

Las estrellas de neutrones son algunos de los objetos más densos del universo, donde la materia regular se degenera y se convierte en los estados más exóticos que la ciencia a teorizado. Aunque no se conocen completamente las características de estos estados la ciencia la ha llamado pasta nuclear y, según un nuevo artículo publicado en Physical Review, es probablemente la sustancia más dura de todo el universo conocido.

Los científicos usaron simulaciones para estudiar las propiedades elásticas de las cortezas de estrellas de neutrones y pudieron concluir que el material en su interior es hasta 10,000 millones de millones de veces más rígido que el acero. Las estrellas de neutrones son, después de todo, 100 billones de veces más densas que cualquier material que existe en la Tierra.

La simulaciones se llevaron a cabo utilizando una supercomputadora y requirieron 2 millones de horas de tiempo de procesador. Para que nos demos una idea, en una computadora normal, este proceso hubiese tardado 250 años.

De acuerdo con Matthew Caplan, físico de la Universidad McGill y autor principal del estudio:

“Nuestros resultados son valiosos para los astrónomos que estudian estrellas de neutrones. Su capa externa es la parte que observamos, por lo que la debemos comprender para interpretar las observaciones astronómicas de estas estrellas. La fuerza de la corteza de la estrella de neutrones, especialmente la parte inferior de la corteza, es relevante para una gran cantidad de problemas de astrofísica, pero no se comprende bien”..

La Física considera que la corteza de las estrellas de neutrones es sólida, mientras que el interior se describe como similar a los cristales líquidos. Las fuerzas entre protones y neutrones organizan la materia degenerada en formas redondas conocidas como alegremente como ñoquis; otras delgadas y largas (espaguetis), o en hojas (lasaña). No es broma, de ahí que los científicos la denominen jocosamente como pasta nuclear.

Se espera que la capa de pasta en la corteza tenga una profundidad de aproximadamente 100 metros y pese aproximadamente el 1% de la masa del Sol (aproximadamente 3,330 Tierras).

Caplan señala que “hay mucha física interesante en condiciones extremas, por lo que comprender las propiedades físicas de una estrella de neutrones es una forma en que los científicos pueden probar sus teorías y modelos”, concluye.

 

Tomado de: esinteresante.net

Encuentran en el espacio un objeto que refuta las actuales teorías de la física.

Encuentran en el espacio un objeto que refuta las actuales teorías de la física.

A unos 24.000 años luz de la Tierra hay una estrella muerta que no debería existir, al menos según las teorías actuales de la física.

Un grupo de científicos liderado por el astrónomo Jakob van den Eijnden de la Universidad de Ámsterdam (Países Bajos) ha descubierto una estrella de neutrones única que emite chorros de plasma relativistas a pesar de que tiene un campo magnético demasiado fuerte. La estrella es parte del sistema binario Swift J0243.6+6124, ubicado a 24.000 años luz de la Tierra, en la constelación de Casiopea.

Hasta el momento, los chorros relativistas solo habían sido observados en las estrellas de neutrones, estrellas muertas ultradensas con campos magnéticos 1.000 veces más débiles.

Los agujeros negros son más densos que las estrellas de neutrones y su gravedad es tan potente que ni siquiera la luz puede escapar de ellas. Las estrellas de neutrones también tienen un potente campo gravitacional. En el Swift J0243.6+6124, descubierto en octubre de 2017 por el Observatorio Swift, el material de una estrella más grande es absorbido por la estrella de neutrones, cuyo campo magnético es 10 billones de veces más fuerte que el del Sol.

La sustancia que fluye hacia la estrella de neutrones forma un disco de acreción y desde los polos de la misma se expulsan chorros de partículas ionizadas que alcanzan velocidades cercanas a la de la luz. Los científicos registraron ondas de radio del Swift J0243.6+6124 que indican la existencia de estos chorros. Después de analizar los datos, los investigadores llegaron a la conclusión de que las emisiones de radio correspondían a las de chorros relativistas de fuentes como agujeros negros, pero, curiosamente, 100 veces más débiles que los chorros de otras estrellas de neutrones observadas.

“Los chorros relativistas se observan en todo el universo y afectan fuertemente sus entornos circundantes en un rango de escalas físicas, desde sistemas binarios galácticos hasta galaxias y cúmulos de galaxias. Se ha observado que todos los tipos de agujeros negros y estrellas de neutrones con discos de acreción lanzan chorros, con la excepción de las estrellas de neutrones con campos magnéticos fuertes, lo que lleva a la conclusión de que su fuerza de campo magnético inhibe la formación de chorros. Sin embargo, la emisión de radio detectada recientemente a partir de dos objetos de este tipo podría tener en su origen un chorro, entre otras explicaciones posibles, lo que indica que esta antigua idea podría necesitar ser reconsiderada”, reza un extracto del estudio publicado en la revista Nature.

Tomado de: es interesante.net

La gran Nube de Magallanes pudo haber tenido una tercera galaxia

La gran Nube de Magallanes pudo haber tenido una tercera galaxia

El dúo de galaxias Nubes de Magallanes son consideradas entre las más cercanas a nuestra Vía Láctea y pueden ser observadas en el cielo a simple vista.

El dúo de galaxias Nubes de Magallanes, compuesto por la Gran Nube de Magallanes y la Pequeña Nube de Magallanes, son consideradas entre las más cercanas a nuestra Vía Láctea y pueden ser observadas en el cielo a simple vista. Ahora, un estudio liderado por Benjamin Armstrong, estudiante del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía, sugiere que este conjunto pudo haber tenido una tercera galaxia, que desapareció hace entre 3.000 y 5.000 millones de años.

Según recoge el portal Science Daily, los astrónomos creen que esa galaxia “luminosa” fue engullida por la Gran Nube de Magallanes, algo que estiman a partir del hecho de que la mayoría de las estrellas en esta última galaxia giran alrededor de su centro en el sentido de las agujas del reloj, pero otras lo hacen en el sentido contrario.

“Durante un tiempo se pensó que estas estrellas podrían haber venido de su galaxia compañera, la Pequeña Nube de Magallanes”, señaló Armstrong. “Nuestra idea es que pudieron haber venido de una fusión con otra galaxia en el pasado”.

El investigador simuló esa fusión de galaxias con la ayuda de la modelización informática, descubriendo que un evento así “en realidad puede crear una contra rotación bastante fuerte”.

De acuerdo con el astrónomo, este hallazgo ayudaría a solucionar el problema de la “brecha de edad” de las estrellas que se encuentran en la Gran Nube de Magallanes: estas son muy antiguas o muy jóvenes, sin que “haya algo en el medio”.

Tomado de: esinteresante.net

Científicos pronostican un ‘apagón’ solar para mediados de este siglo

Científicos pronostican un ‘apagón’ solar para mediados de este siglo

Un grupo de científicos del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, ha pronosticado que en la primera mitad del siglo comenzará una actividad solar mínima, que tendrá como consecuencia la llegada de menos calor a la Tierra.

Los científicos han analizado datos recopilados durante más de 20 años por el Explorador Internacional de Luz Ultravioleta (IUE, por sus siglas en inglés), un telescopio espacial en órbita que opera en el ámbito de ese tipo de rayos. Su estudio consistió en medir la radiación emitida por las estrellas de tipo solar para revelar las condiciones que preceden a las grandes temperaturas mínimas.

El resultado de la investigación fue el descubrimiento de que esta disminución de la actividad solar puede predecirse a partir de la frecuencia de la formación de manchas solares.

Según los expertos, la posibilidad de que exista una gran temperatura mínima en el futuro cercano es bastante alta. No obstante, este enfriamiento global no será lo suficientemente fuerte como para compensar el aumento de la temperatura media de la Tierra causada por el calentamiento global. Por lo tanto, el calor que nuestro planeta recibe del Sol disminuirá, pero esto no detendrá el calentamiento global, según señalan los investigadores.

El enfriamiento sería lo que los científicos llaman un gran mínimo, que es un período en el cual el magnetismo del Sol disminuye, se forman manchas solares y llega menos radiación ultravioleta a la superficie de la Tierra. Los científicos creen que el evento se desencadena a intervalos irregulares por fluctuaciones aleatorias relacionadas con el campo magnético del Sol.

“Ahora tenemos un punto de referencia desde el cual podemos realizar mejores simulaciones de modelos climáticos […] Por lo tanto, podemos tener una mejor idea de cómo los cambios en la radiación UV solar afecta el cambio climático”, afirmó en un comunicado Dan Lubin, físico de investigación y director del proyecto.

Los astrónomos consideran que es posible que se repita el mínimo de Maunder, que tuvo lugar en el período de 1645-1715 y que se caracterizó por un pequeño número de manchas solares. Algunos expertos lo atribuyen al inicio de una pequeña edad de hielo, en la cual la temperatura global disminuyó entre 1 y 2 grados Celsius. Las bajas temperaturas provocaron que el río Támesis se congelara de manera regular durante todo ese período.

Tomado de: esinteresante.net

Start-ups de todo el mundo se preparan para la minería espacial

Start-ups de todo el mundo se preparan para la minería espacial

Misiones recientes han mostrado que se pueden extraer materiales de asteroides, aunque conlleve todavía un componente de riesgo e incertidumbre bastante alto.

Cien mil millones de dólares por cada habitante de la Tierra. Ése es el valor que la NASA calcula de todos los minerales almacenados en los asteroides del cinturón principal de nuestro Sistema Solar, entre las órbitas de Marte y Júpiter. Oro, platino, tungsteno, agua… Esos objetos han sido siempre muy estudiados por los científicos porque son restos de la formación de los planetas y las lunas alrededor del joven Sol, pero también ha habido quien ha visto en ellos la oportunidad de obtener minerales muy valiosos que en la Tierra son más escasos y difíciles de conseguir.

Desde hace ya unos años, varias start-ups están trabajando en la manera de enviar una nave a alguno de esos asteroides para extraer sus riquezas y llevarlas de vuelta a nuestro planeta. La tecnología puede estar a punto de conseguirlo, pero sigue habiendo riesgos y consideraciones legales que se deben tener en cuenta.

Quiénes quieren explotar los asteroides

En realidad, lo que hay es más un interés creciente que una “fiebre de asteroides”, movido por la creencia de que la minería de asteroides es el gran sector que queda por explotar en un planeta en el que se utilizan, y se agotan, todos sus recursos naturales. El astrónomo y divulgador Neil DeGrasse Tyson afirmaba en una entrevista en la cadena CNBC que “el primer trillonario de la historia será la persona que explote los recursos naturales en los asteroides”. Ya hay candidatos a ello.

Una de las primeras empresas que se fundó con el objetivo, precisamente, de dedicarse a la minería espacial es Planetary Resources, que no sólo pretende extraer minerales y combustible de esas enormes rocas, sino también agua. La compañía, de hecho, considera que el agua es el recurso más importante porque es la base sobre la que construir una exploración humana del espacio a gran escala. Ésta es de las empresas que, en el aspecto tecnológico, tiene sus planes más avanzados, habiendo lanzado al espacio varios pequeños satélites para probar su tecnología, pero es en la financiación donde está encontrándose con problemas que, según se informaba este verano, la han llevado a subastar parte del equipamiento de sus oficinas centrales.

Además de ella, recientemente se fundó en el Reino Unido Asteroid Mining Corporation, que está ahora mismo buscando inversores. Es la misma fase en la que se encuentran también las estadounidenses Aten Engineering y TransAstra Corporation. Ésta última está construyendo sus instalaciones para que sus ingenieros vayan desarrollando su propia tecnología.

En Luxemburgo, por su parte, se ofrecen facilidades para que se instalen allí start-ups dedicadas a este sector. En 2016, su gobierno aprobó dedicar unos 200 millones de euros de sus presupuestos para ofrecer financiación y subvenciones a esas empresas, confiando en que la minería de asteroides traerá al Gran Ducado los mismo beneficios que acarreó en los 80 ofrecer exenciones fiscales diversas a las empresas de satélites de comunicaciones.

Si hablamos de aspectos tecnológicos. uno de los lanzadores de SpaceX, el Falcon Heavy, ya se considera como una de las piezas de tecnología más importantes para que la minería de asteroides sea una realidad. ¿Cómo funcionaría una de estas misiones, realmente?

Tomado de: esinteresante.net